martes, 5 de octubre de 2010

Juan Pablo II y el Santo Rosario

En el punto 17 de la Carta Apostólica "Rosarium Virginis Mariae" , el Siervo de Dios el Papa Juan Pablo II, expresa que "La Virgen del Rosario continúa su obra de anunciar a Cristo".
El siguiente es el texto completo de dicho punto:

"...El Rosario es también un itinerario de anuncio y de profundización, en el que el misterio de Cristo es presentado continuamente en los diversos aspectos de la experiencia cristiana. Es una presentación orante y contemplativa, que trata de modelar al cristiano según el corazón de Cristo. Efectivamente, si en el rezo del Rosario se valoran adecuadamente todos sus elementos para una meditación eficaz, se da, especialmente en la celebración comunitaria en las parroquias y los santuarios, una significativa oportunidad catequética que los Pastores deben saber aprovechar. La Virgen del Rosario continúa también de este modo su obra de anunciar a Cristo. La historia del Rosario muestra cómo esta oración ha sido utilizada especialmente por los Dominicos, en un momento difícil para la Iglesia a causa de la difusión de la herejía. Hoy estamos ante nuevos desafíos. ¿Por qué no volver a tomar en la mano las cuentas del rosario con la fe de quienes nos han precedido? El Rosario conserva toda su fuerza y sigue siendo un recurso importante en el bagaje pastoral de todo buen evangelizador..."

http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_letters/documents/hf_jp-ii_apl_20021016_rosarium-virginis-mariae_sp.html



.

1 comentario:

TioWill dijo...

El Santo Rosario es la oracion a ser utilizado en estos tiempos, es el alimento y el escudo que el Altisimo a traves de su sierva, nuestra Madre Santisima la virgen Maria hace llegar nuestras peticiones ante Jesus Misericordioso.